En un contexto donde una de cada nueve personas pasa hambre en el mundo,  conocer que un tercio de la comida producida a nivel mundial se tira a la basura es, cuanto menos, preocupante.

En el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, el ODS 12 se refiere a garantizar un consumo y producción sostenibles para evitar que 1.300 millones de toneladas de alimentos terminen pudriéndose en los contenedores o se estropeen debido a malas prácticas en el transporte o la cosecha.

Por este motivo, una de las metas establecidas para el 2030 es reducir al 50% el desperdicio de alimentos per cápita mundial. Producir menos y generar menos desperdicios llevaría a un uso más eficiente de la tierra y a una mejor gestión de los recursos hídricos, lo que impactaría positivamente en el medio ambiente.

Con el objetivo de contribuir a alcanzar esta meta, reduciendo la comida que se tira a la basura, nació la aplicación Too Good To Go, impulsada por el movimiento del mismo nombre nacido en Dinamarca. Sus creadores aseguran que una barra de pan salvada a través de la app equivale a ahorrar 1km de emisión de CO₂ de un coche.

Too Good To Go pone en contacto a diferentes establecimientos como restaurantes, hoteles, supermercados, fruterías, panaderías, entre otros, con personas que pueden adquirir sus excedentes alimentarios a un precio reducido. La aplicación llegó a España (el séptimo país de la UE que más comida desperdicia) el año pasado y cuenta ya, a nivel mundial, con casi 9 millones de usuarios Waste Warriors que luchan bajo un mismo lema: #Lacomidanosetira.

La app, disponible en iOS Android, tiene un funcionamiento  sencillo, parecido al de otras aplicaciones de encargo de comida, aunque carece de tutorial para descubrir algunas de sus funcionalidades. Seleccionando una ciudad, se puede ver la oferta de comercios clasificados por cercanía, tipología de producto, el horario de recogida y el precio de compra. También se pueden descubrir otros establecimientos usando el mapa de la aplicación o crear una lista de favoritos.

Como el desperdicio de alimentos diario no se puede predecir, la mayoría de propuestas ofrece el llamado «pack sorpresa», cuyo contenido y volumen dependerá del estoc no vendido ese día, aunque se garantizan siempre productos de calidad y en buen estado.

Una vez elegida la compra, se puede realizar el pedido pagando a través de la aplicación y recogerlo en el horario establecido. Eso sí, mejor llevar nuestra propia bolsa o recipiente para proteger el medio ambiente.

Además de establecimientos alimentarios, se está sumando a la iniciativa otra tipología de negocio, como farmacias o floristerías, que, con su colaboración, contribuyen también a la reducción de envases de plástico y otros residuos.

La iniciativa en España cuenta con más de 170.000 Waste Warriors y más de 600 establecimientos colaboradores en Madrid, Barcelona, Bilbao, Donostia, Salamanca, Sevilla y Valencia.

Según la OCU, el 73% de los españoles ya toma decisiones de compra por motivos éticos o de sostenibilidad e incluso están dispuestos a pagar más por ello. Too Good To Go permite proteger el medio ambiente a un precio económico..

Publicado en: El Periódico, “Apps” para el ciudadano comprometido por Estrella Blasco (02.04.19)