Sabrina Díaz Rato

La demanda de modelos participativos más abiertos conlleva la creación de espacios más digitalizados, transparentes, horizontales y abiertos en el sector público, pero también el empoderamiento de todos los agentes sociales. EnglishPortuguês


Este artículo es un extracto de un artículo original publicado en el eBook El ecosistema de la Democracia Abierta y se puede encontrar aquí.

A lo largo de las últimas décadas, el acelerado desarrollo científico y tecnológico nos ha ‘liberado’ de forma irreversible de un sinnúmero de procedimientos, tanto intelectuales como operativos, tras los cuales resulta impensable negar que, como seres humanos, tenemos una gran capacidad inventiva y creativa.

No obstante, también es evidente que, pese a esas innegables habilidades, aún existen muchos retos por cumplir, especialmente cuando se trata del sector público.

Actualmente, las tendencias apuntan hacia la necesidad de reconducir los esfuerzos en dirección a la innovación abierta como fuente de valor y de capital político para el sector público.

En este texto se ejemplifican varios casos de éxito en los que diferentes Administraciones Públicas, bajo una perspectiva de innovación, han logrado viabilizar diversos proyectos de bien común, gracias a tener un enfoque participativo, de apertura y de consensos.

En este sentido, en el artículo se ofrece un listado de componentes determinantes para procesos efectivos de innovación con el objetivo de que los gobiernos puedan cumplir el desafío de equiparar el nivel de las Administraciones Públicas al de los avances en términos de cultura digital moderna redefiniendo sus formas de comunicación con el mundo.

Dentro de este manifiesto se mencionan diez conectores de innovación que, según se expone, podrían ayudar a contribuir a la construcción de una democracia abierta.

Dentro de dichos conectores encontramos la innovación y la inteligencia colectiva como centro de las estrategias de gestión pública; como promotores para la alineación de las diversas metas de la totalidad de las áreas gubernamentales sobre plataformas asociativas, lo que permite correr las fronteras del saber y del hacer de las instituciones en relación a los desafíos locales.

De esta forma, y siguiendo un número de pasos y consejos clave, se proyectan los procesos de innovación efectiva, con los cuales se logra la inclusión de las ideas de la ciudadanía, así como la co-creación de soluciones a las problemáticas puntuales que le competen al pueblo.

Publicado en Democracia Abierta (22.04.2018)