La problemática de los riders, llamados por muchos los héroes de la precariedad laboral, se ha hecho cada vez más extensiva en España, que es líder en Europa en empleados de plataformas digitales con un 11,6% de adultos que han trabajado para alguna de ellas.

A raíz del crecimiento exponencial de creación de este tipo de ‘apps’ y de sus condiciones laborales que no mejoran, colectivos de trabajadores de algunas de ellas, como Free Riders o Mensakas, ya han empezado a incorporar seguros de accidentes para ellos, como Zego o Qover, en busca de la mejora de su día a día en el trabajo.

Reparto a domicilio

Los ciclistas o motociclistas a los que conocemos como ‘riders’ son todas las personas que vemos a diario por las calles de las principales ciudades de España, y en muchas de Europa también, llevando domicilios en motos o bicicletas con una nevera a cuestas, y que no tienen contratos laborales sino de (falsos) autónomos, aunque por su trabajo dependiente de las empresas a las que pertenecen la ley los considere asalariados, de acuerdo con una reciente sentencia fallada a favor de un empleado de la compañía Deliveroo, en València.

Estos trabajadores se caracterizan por los salarios precarios y la carencia de un seguro laboral, pero, sobre todo, por formar parte de una sociedad consumista -contando tanto a los empleadores como a los usuarios- que no ve más allá de sus antojos.

Cuatro posibles coberturas

Aunque la flexibilidad laboral parece que prima entre quienes nos traen la comida a casa, sus jornadas son interminables e inciertas y no nos damos cuenta de que, si tuvieran algún accidente, estos mensajeros no tendrían un seguro que les cubra. Por esto, han salido a la luz aseguradoras que se adecúan a ellos, como el caso de Zego, que se paga únicamente mientras el ‘rider’ o ‘driver’ está activo en la ‘app’, es decir, durante su jornada laboral. Además, ofrece cuatro posibilidades de cobertura, de acuerdo con la necesidad del usuario: moto, coche, bicicleta o taxi.

Sus creadores aseguran que el servicio que ofrecen fue diseñado para ser utilizado de verdad, no como muchos otros, y con las personas como prioridad. En diciembre del 2017 lanzaron el seguro de responsabilidad civil para ciclistas.

La empresa Deliveroo, por su parte, y seguramente impulsada por las demandas que ha recibido, tiene también un seguro para sus trabajadores. Se trata de Qover, que utiliza internet para optimizar no solo todos sus procesos sino los de sus asegurados, y les permitirá reclamar costes de periodos de incapacidad tanto a los ‘riders’ como a sus sustitutos.

El seguro les cubrirá mientras estén conectados a la ‘app’ Deliveroo y estén disponibles para recibir encargos, hasta una hora después de cerrar la sesión.

Las ‘webapps’ Zego y Qover, por ser aseguradoras que funcionan para trabajadores con condiciones laborales limitadas, forman parte de la categoría Salud y calidad de vida de la appteca de apps4citizens, una plataforma que tiene por objetivo promover el uso de las aplicaciones como un instrumento tecnológico al servicio de la ciudadanía, que funciona a través del compromiso social colectivo.

Si quieres conocer más sobre el proyecto, entra en la web de apps4citizens y sigue nuestras cuentas de Twitter y Facebook.

Publicado en: El Periódico, ‘Apps’ para el ciudadano comprometido, por María Ximena Duque (10.07.2018)