En el contexto del auge de la tecnología y de las apps móviles, nos encontramos frente a un escenario liderado, cada vez más, por los ‘bots’ y la consecuente automatización de la información. Una tipología concreta de estos ‘bots’ son los ‘chatbots’: plataformas de mensajería instantánea que imitan la realidad a partir de inteligencia artificial.

Numerosas empresas ya han implantado este método para mejorar y fortalecer la relación con los consumidores o clientes. Por otro lado, en el sector periodístico, ha surgido la necesidad de experimentar con estas nuevas plataformas, como ‘Politibot’, para acercarse a una mayor audiencia y descubrir nuevas formas de ‘storytelling’.

En política, Barack Obama fue una de las incorporaciones más sonadas en la esfera de los chatbots. Mediante el Messenger de la página de Facebook de la Casa Blanca, cualquier usuario podía enviar su mensaje al presidente. De esta forma, la Casa Blanca abría un nuevo canal de comunicación con la voluntad de aproximarse aún más a la ciudadanía.

Siguiendo con esto, queda claro que las redes sociales ofrecen proximidad entre los políticos y los votantes, pero con la experiencia de los chatbots, se abre un nuevo escenario donde estas posibilidades son todavía mayores. Lo atractivo de esta plataforma es la inmediatez, pero también la reciprocidad. Si enviamos un correo electrónico a la Casa Blanca, quizá no recibimos nunca una respuesta. Pero con la iniciativa del chatbot, puede que nuestra pregunta planteada a través del chat de Facebook sea contestada en un período corto de tiempo.

Es importante destacar que esta iniciativa podría ser instaurada en otros territorios. Por ejemplo, en el caso de España, sería una buena medida para intentar reducir los altos niveles de desafección política y falta de representación que la ciudadanía reclama. De esta manera, se ofrece al usuario interacción, rapidez, claridad y facilidades para comunicarse con su presidente. En un contexto donde la tecnología y las redes transforman las dinámicas tradicionales de hacer política, no hay duda de que la implementación de plataformas como los chatbots podría provocar un aumento en los niveles de interés por la política, de participación ciudadana y favorecer la trasparencia gubernamental.

Debido a las numerosas ventajas que suponen los ‘chatbots’ en este sentido, creemos que esta herramienta podría ser incluida en la temática de Activismo Político y Social de la appteca de nuestra plataforma, apps4citizens, que tiene por objetivo promover el uso de las aplicaciones como un instrumento útil para mejorar la calidad democrática de la toma de decisiones a través del compromiso social y político colectivo.