Escuchar la palabra innovación social es algo que ha llegado para quedarse en nuestras vidas. En los últimos 10 años este concepto ha despertado el interés en los diferentes actores de la sociedad, desde la academia, inversores que buscan algún rédito social, hasta en la política; todos con un mismo objetivo, dar soluciones innovadoras a problemas sociales.

El fruto de la colaboración, el valor compartido y el fin social, han generado un cambio sistemático, para alterar percepciones, conductas y estructuras que ocasionaban los problemas.

Así es como llegamos a Impacto Quito, un espacio de innovación y emprendimiento en Quito, que apostó por enamorarse de los problemas y dar soluciones creativas con un enfoque social.  El pasado 23 de septiembre de 2015 fuimos invitados al quinceavo evento de comunidad, consiste en un encuentro para satisfacer las necesidades sociales con el objetivo de producir cambios de comportamiento y resolver los grandes retos que a diario se presentan en la sociedad.

En esta ocasión tuvimos el privilegio de compartir el primer año de Impacto Quito, donde Michelle Arévalo, Fundadora del coworking, nos habló sobre la visión de este espacio, que impulsa el trabajo en comunidad para crear una huella positiva colectiva a través de emprendimientos y proyectos individuales.

José Luis Benítez de Cofradía Holetera fue otro de los expositores, quién nos compartió su proyecto sobre la escuela de inclusión laboral para personas con discapacidad, dotándoles de las competencias necesarias para asegurar un adecuado desempeño en los cargos a desarrollar, sin duda una gran iniciativa, que nos llena de emoción y entusiasmo.

Como parte de nuestro equipo estuvo Oliva Barros quién es la coordinadora del proyecto apps4citicens en Quito, habló sobre el impacto de la tecnología en la vida cotidiana de los ciudadanos, puso como ejemplo varios hábitos que realizamos sin darnos cuenta, todo utilizando aplicaciones, desde revisar el clima, hacer transferencias bancarias e incluso hasta hacer ejercicios.

El modelo de innovación ciudadana ha llegado a cambiar la costumbre de muchos de los que estamos aquí. Así  apps4citicens nace como espacio entre instituciones, organizaciones, empresas privadas y ciudadanos para impulsar aplicaciones cívico políticas, con el objetivo de visibilizar apps que beneficien a la sociedad civil y la participación democrática.