Tanto si eres un votante fiel como si eres el que ejerce su derecho al voto, en base a diferentes factores, normalmente la decisión tiende a supeditarse a diferentes motivos por los cuales elegimos una determinada fuerza política. Nos identificamos por cohesión con el grupo, por entorno, por experiencia o sencillamente por afinidad. También pueden llegar a influir detalles más pequeños como no encontrar el programa electoral de un partido para descartar esa opción, o haber tenido un encuentro simpático con uno de los candidatos/as para darle nuestro apoyo.

La elección es muy subjetiva y, pese a que el voto ya no es tan fiel como lo era antaño, una de las cosas que seguimos sin hacer es leer los programas electorales. Al menos, la mayoría no lo hace. El ciudadano suele buscar información si tiene inquietudes, pero, en general, los programas electorales quedan como una carta de servicios que posteriormente pueden servir de base para comprobar el grado de cumplimiento con lo que se dijo que se haría en campaña electoral.

Hay herramientas que nos pueden ayudar a valorar si aquellos en los que depositamos la confianza merecen que sigamos haciéndolo. En el ámbito municipal, por ejemplo, tenemos la plataforma de transparencia  municipal de Newtral que de manera gráfica nos permite visualizar el gasto del presupuesto municipal (municipio a municipio). Qué gastos y qué ingresos han subido o bajado, si está por encima o por debajo de la media en gasto por ciudadano y muchos otros indicadores que pueden ayudar a tomar una decisión informada.

En cuanto a cumplimiento de programas electorales podemos ver iniciativas interesantes como el Macrímetro, pero como indica Xavier Peytibi “no es algo nuevo. Estas herramientas triunfaron especialmente en 2013, con la creación de Vladometr (en Ucrania), Promise tracker (Australia), Pakvotes (Pakistán) o Morsimeter (Egipto). Desde entonces han aparecido en numerosos países, como Estados Unidos (The Record, 2015), Bolivia (2015), Reino Unido (100 Days of Dave), Chile (del dicho al hecho, 2016) o Canadá (Trudeaumetre, 2016), entre otros. Todas estas herramientas, a su vez, provienen de la mejora del Obamameter y del GOP Pledge-O-Meter, creados en 2008 por Polifact. La idea es la misma: si no podemos confiar en los partidos, hay que controlar que cumplan sus promesas, y denunciar cuando no lo hacen.”

Se acercan las elecciones europeas y poder contar con una ayuda para orientarnos en el voto es importante. Se acaba de poner en marcha TUVOTO.eu, una herramienta de autochecking que ha desarrollado Tecpol y que viene avalada por sus experiencias anteriores en Estados Unidos y Catalunya.

Mediante un sencillo formulario, totalmente optimizado para usar en dispositivos móviles, y, por supuesto, de manera totalmente anónima, TUVOTO.eu nos ubicará en base a nuestras respuestas al cuestionario que plantea respecto a las candidaturas españolas que concurren a las próximas elecciones al Parlamento Europeo. Tiene en cuenta las respuestas que se van proporcionando durante todo el formulario, así como la importancia que se le concede a cada uno de los bloques de política, política social, política económica, España en Europa y el futuro europeo. Tecpol ha contado con la ayuda del Barcelona Centre for International Affairs (CIDOB)  para su desarrollo, lo que le proporciona un aval más para considerar.

Publicado en: El Periódico, “Apps” para el ciudadano comprometido por Carlos Guadián (16.05.19)