Candies’s Foundation, una entidad sin ánimo de lucro creada en el 2001 en Estados Unidos, cuyo objetivo es educar a la juventud del país sobre las consecuencias de tener un hijo siendo aún muy joven, ha inventado una nueva forma de llegar a los adolescentes con un mensaje sobre la prevención del embarazo.

En su portal web hay un dibujo de un biberón con la cifra de adolescentes que quedarán embarazo durante el año -dice que serán 600.000– junto al eslogan: “Deberías estar cambiando el mundo, no pañales. Disfruta tu juventud siendo un niño, no criando uno”.

Transmitir el mensaje

Desde que la fundación empezó a generar conciencia al respecto entre millones de jóvenes estadounidenses, su estrategia de acercamiento ha sido transmitir el mensaje con la voz de famosos que hablen del tema de forma directa y con un lenguaje cercano. Como parte de su misión, en su página se anota que su labor va “más allá de la sensibilización: su meta es influenciar la cultura adolescente”.

Para esto, han ideado Cry Baby App, una aplicación móvil para concienciar a los adolescentes, a través de los teléfonos inteligentes —que ya son una extensión de su cuerpo— acerca de todo lo que conlleva tener un bebé durante la adolescencia. Es una forma estratégica de generar conocimiento acerca de un tema de alta relevancia y, además, de forma poco invasiva y a través del canal más afín a ellos.

 Esta ‘app’ funciona como el antiguo tamagochi, pero en lugar de tener que cuidar y alimentar a un animalito virtual, en esta ocasión, quienes descarguen la app, deben vivir la experiencia de cuidar a un bebé 24 horas. Entre otras cosas, la app les permite enfrentarse a sus propios límites de paciencia y darse cuenta de lo que significa tener un bebé, por ejemplo, mientras lo escuchan llorar durante 30 segundos, una de las ‘pruebas’ que ofrece la aplicación.

De igual forma, así como encontramos este tipo de aplicaciones que promueven la generación de conciencia sobre el embarazo adolescente en el ámbito digital, en algunos colegios de Estados Unidos ya se han implementado también ideas analógicas, casi cien por ciento reales, para prevenir el embarazo en los más jóvenes. Una de ellas consistente en que, tanto a hombres como mujeres adolescentes les dan muñecas programadas como bebés reales, con su respectivo cochecito, biberón y vestuario, y se las dejan por un mes o más. Las muñecas y él o la joven tienen cada uno un chip en el que habrá registro de todo. Es decir, incluso si quieren ir de fiesta o al cine, se verán obligados a llevar a la muñeca con ellos. Cada vez que ésta llore, él o la joven deberá acercar su chip al de la muñeca. Así, se comprueba que la muñeca no se ha dejado a cargo de alguien más.

  Cry Baby App ya forma parte de la categoría Salud y calidad de vida en la appteca de apps4citizens, una plataforma que tiene por objetivo promover el uso de las aplicaciones como un instrumento tecnológico al servicio de la ciudadanía, que funciona a través del compromiso social colectivo. Si quieres conocer más sobre el proyecto, entra en la web de apps4citizens y sigue nuestras cuentas de Twitter y Facebook.