El debate para definir las políticas públicas es fundamental para que un gobierno muestre su capacidad de escucha y apertura a la participación.