Era la década de 1980, los teléfonos móviles parecían aún ciencia ficción y yo no había cumplido los diez años. Fue en aquella época cuando probé por primera vez un walkie-talkie. Aquel aparato voluminoso y con una antena de casi medio metro me abrió todo un mundo: por primera vez, sentí que controlaba un canal […]